.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 21 de noviembre de 2014

Anìbal Pereyra “Lacalle recibió un nocaut y quedó sin reacción”

 Muchos ya lo ven como el próximo intendente de Rocha después de haber sido reelecto con casi la mitad de los votos del Frente Amplio. Entrevistado por Caras y Caretas Portal, dijo que Lacalle Pou se desinfló porque la gente intuyó que decía una cosa “para después llegar al gobierno y hacer otra”.





Por Gerardo Laborde

Con 48 años y en su segundo periodo legislativo, Aníbal Pereyra es el actual presidente de la Cámara de Diputados y uno de los dirigentes del interior del país del MPP (Movimiento de Participación Popular) con mayor proyección política.

Tuvo un rol clave como coordinador de la bancada del FA en varios periodos y ha alternado como suplente de Lucía Topolansky en el Senado.

La lista que encabezó en Rocha el 26 de octubre sacó 9.867 votos en un total de 22.786 adhesiones del FA, el mayor caudal electoral de la izquierda en la historia del departamento.

Por eso, muchos están seguros que será el sucesor del intendente socialista Artigas Barrios, quien ocupa el sillón municipal desde 2005 y tiene uno de los mayores niveles de aceptación popular entre los jefes comunales del país.

Sin embargo, en diálogo con Caras y Caretas Portal puntualiza que “seguramente” será candidato y que como integrante de un colectivo trabaja para defender las transformaciones que hizo realidad el FA en su departamento.

¿Cómo está observando esta campaña rumbo al balotaje?

El resultado del 26 de octubre dejó sin estrategia a Lacalle Pou. En términos de boxeo recibió un golpe de nocaut y quedó sin reacción. Está remando el dulce de leche pero no puede salir porque quedó claro que llegó a la primera vuelta sin una propuesta de programa, sino con frases descolgadas, planteando construir un país ‘por la positiva’ que no lo pudo sostener con hechos. La propuesta que lleva adelante Tabaré se ha consolidado porque no solo es un eslogan de campaña, las certezas las da el Frente Amplio.

¿Comparte la idea de que esta segunda vuelta está de más después de un resultado tan contundente?

Tabaré fue muy contundente sobre lo que significa un balotaje en este contexto.
 No tengo duda que hay muchas cosas que están en la Constitución que fueron incorporadas por intereses de quienes la hicieron. Mujica lo dijo claramente: el tema de la tierra está en la Constitución de tal manera que los terratenientes sean intocables y para que no exista una visión estratégica de la tierra como país.
 El balotaje fue construido para evitar el avance electoral de la izquierda, pero eso no se pudo cumplir. 
Hay un partido que ganó con 17 puntos de diferencia y con mayoría parlamentaria, por lo que esta segunda vuelta pierde el objetivo por la que fue creada. 
No se puede hablar que ya está todo conquistado porque es una elección y la gente tiene que votar. 
La gente escucha la propuesta de Lacalle Pou y es la foto más clara que se ha quedado sin estrategia. 
Hasta se desinfló su planteo fuerte de ‘por la positiva’. 
Esto demuestra que no se puede ir a una instancia de definición de caminos en un país sin una propuesta sólida, programática, sin un mensaje claro de lo que se va a hacer. Quedó claro que no lograron demostrarle eso a la gente ni plantear cuál era el modelo de país que querían instalar desde el gobierno.
 La gente intuyó que decían una cosa para después llegar al gobierno y hacer otra.

¿Qué nivel de apoyo espera para la candidatura de Vázquez?

Las encuestas han bajado mucho los perfiles.
 Una cosa son los análisis científicos pero otra cosa es cuando se pasaron de la raya y quisieron también ser actores políticos desde las encuestas. 
Quedó clarísimo que las encuestas hasta el último momento no eran la realidad. A mi no me gusta la tómbola y en estos temas hay que ser serios. A las 5 de la tarde del domingo 26 a mi me pasaron adelantos de boca de urna de esa hora y me decían que los datos de algunas encuestadoras no eran positivos y que manejaban 42%-43% para el FA. Y yo pensaba que las encuestas se equivocaban, no por una cuestión de fanatismo, sino porque entendía que veía una realidad que contradecía totalmente eso. 
Y erfectivamente fue así. Entonces, en estos temas no hay que ser aventurero ni jugar con las intenciones de la gente. El porcentaje va a ser importante, pero hay que trabajar porque para el 30 no hay nada ganado todavía, yo no como huevo frito hasta que el huevo no sale de la gallina.

¿Cuánto influyó que Mujica encabezara la lista 609 para que el MPP ratificara la mayoría en el FA?

Nadie puede ignorar el peso de Pepe, no solo para nuestra fuerza política sino como presidente, la impronta que ha generado, que se ve en nuestro país y en todo el mundo. 
Pueblos y gobernantes realmente ven a un presidente con una visión estratégica, con un carisma y un liderazgo importantes y que actúa como vive, dice lo que hace y eso es muy difícil en determinados escalones de gobierno.
 Y ese peso determinante que tiene el Pepe muchos no lo entienden, capaz que no lo van a entender nunca, pero eso sin duda que influyó en la votación del FA, como influyen los aportes que vienen de todos lados.
 La 609 conjugó su peso importante con una organización también fuerte y una campaña que la desplegó en todo el país. 
Para el resultado del FA y de la 609 no hay dudas que tuvo un aporte determinante de Pepe.
 El que no vea eso no ve la realidad.

¿Usted va a ser el próximo intendente de Rocha?

Voy a ser candidato seguramente cuando el 13 de diciembre el Plenario Departamental defina las candidaturas. El hecho de que sea intendente lo determinarán los rochenses.
 Nosotros vamos con mucha fuerza y compromiso a ese escenario, sobre todo el compromiso que nos han dado estos 10 años de gobierno de haber transformado el departamento y esa transformación tiene que seguir. Rocha ha cambiado en todo sentido y ese cambio no se debe detener. 
Ha cambiado la realidad del departamento, la infraestructura, se ha logrado hacer realidad cosas que los rochenses veían como metas inalcanzables. 
Y eso en gran medida lo que hace es fortalecer la confianza de la gente de que las cosas se pueden hacer no a través de la magia, sino a través del compromiso y con un gobierno que transpire y luche junto con la gente. El FA en Rocha ha hecho eso, conjugar junto con la gente sus anhelos y no podemos dejar que eso se detenga.

Pero usted recibió un respaldo personal importante en las urnas.


El Frente tuvo en Rocha la votación más importante de su historia.
 En el 2004 alcanzamos el 41%, en 2009 el 40% y en octubre un 43%, y aumentamos la diferencia con el Partido Nacional. 
Dentro de esa votación histórica nuestra candidatura tuvo un respaldo importante, pero hubo muchos factores que llevaron a ese triunfo. 
Nosotros somos parte de colectivos y tratamos todos los días de no comernos la pastilla.
 Lo importante fue el resultado del FA en el departamento, que la lista que encabezaba haya ganado solo le da una impronta a esa victoria. 
Me siento un militante político por encima de todas las cosas, hoy tengo una responsabilidad que es coyuntural, mañana no estará y voy a seguir militando desde el lugar que me toque. 
A veces pasa que cuando se milita se confunde porque es fácil confundir el objetivo con las aspiraciones. Acá lo importante son los objetivos que nos planteamos para llegar al gobierno y la izquierda históricamente apuesta a una acumulación histórica. 
Pienso que el Plenario Departamental del FA debe proponerle a los rochenses más de un candidato, seguramente sean dos y en esa acumulación seguir esforzándonos para que Rocha siga siendo un departamento pujante. 
Estamos trabajando por proyectos de desarrollo muy importantes, por seguir transformando el departamento y cuidando lo que tiene naturalmente pero en beneficio de la gente. 
Ese es el desafío.

FuenteCaras&Caretas