.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 7 de noviembre de 2014

José Luis Molina denunció proliferación y perdidas en el mercado local por el«PANGASIUS»

El edil del Partido Nacional, José Luis Molina, se refirió al tema pesquero y concretamente a la especie denominada, pangasius, que viene preocupando al sector desde hace mucho tiempo.Este nuevo pescado asiático lo venden en los supermercados como filete a precio muy barato, siendo un ejemplar de cultivo intensivo industrial en Vietnam, que está invadiendo el mercado debido a su precio, explicó.


Informó, que lo cultivan en el Río Mekong (Vietnam) y es uno de los ríos con mayor contaminación del planeta por lo tanto los pangas están infectados con elevados niveles de venenos y bacterias (arsénico de los residuos industriales, tóxicos y peligrosos subproductos) del creciente sector industrial; metales contaminantes, fenoles policlorados. «Bsicamente son peces con hormonas inyectables, producidas por una empresa farmacéutica china para acelerar el proceso de crecimiento y reproducción», dijo a partir de la lectura de un documento.

«El caso es que contaminado o no, el panga sufre, además carencias nutricionales», dijo. «Este tipo de pescado no contiene en cantidades significativas aceites Omega 3 ni otros nutrientes esenciales que sí están presentes en los pescados tradicionalmente comercializados», agregó. Al final como es agradable al paladar, no por su sabor, que no tiene, sino más bien por su falta de espinas y piel y su comodidad para su cocinado y consumo, se está convirtiendo en la estrella de las pescaderías, pero mejor que sigamos con lo conocido, explicó.

Señaló, su preocupación porque esta especie en Uruguay se comercializa en todos los supermercados de Montevideo y también en todas las pescaderías del País y de nuestro departamento. «Como lo dije y pasa también en otros países, ya se ha prohibido su venta por esa característica a la que nosotros hacíamos referencia».

Pero además, esto también ha generado a lo ancho y largo de nuestro departamento y seguramente, también pasará en otros lugares que, obviamente, se ha ido terminando de a poco con la pesca artesanal, opinó. «El costo con que esta especie viene a Uruguay, que se está vendiendo en las cadenas en Montevideo, entre cincuenta y sesenta pesos el kilo y se vende como que sea otra especie y que obviamente, en nuestro departamento, con la carencia de fuentes laborales que hay, este es uno de los factores que ha hecho que la pesca sea cada día menor», afirmó.

«Cada vez hay menos pescadores que salen al mar por el costo operativo que tienen no pueden comercializar sus capturas», dijo.

Afirmó, que es un tema que hay que discutirlo y las autoridades que tienen competencia tienen que rever, no sólo por lo que complica y perjudica en lo laboral a nuestro departamento. «Esto hace perder competitividad al pescador artesanal, porque con estos precios no puede competir el pescado que ellos extraen, que se genera por la pesca artesanal, sino además, por los perjuicios que tiene para la salud», afirmó.


Solicitó, que sus manifestaciones pasen al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, al Latu y a las Comisiones de Ganadería, Agricultura y Pesca del Parlamento.-