Inscripciones bonificadas hasta el 15 de diciembre

viernes, 9 de diciembre de 2011

Un procesado y acusaciones de prostitución en caso Velázquez



Velázquez: caso Ana Emilia destapó trama de prostitución infantil

La Justicia liberó a los detenidos por falta de pruebas que permitan encontrar al asesino. Ordenaron ADN a los indagados. El padre asegura que la menor se prostituía

Un hombre de 68 años, inquilino de la casa donde fue hallado el cadáver Ana Emilia Romero, fue el primer procesado por este caso. E.B., sin antecedentes penales, fue encontrado responsable de un delito de "atentado violento al pudor", por haber mantenido relaciones sexuales con varias menores. Fue conducido a la cárcel departamental, tras el careo que se realizó esta tarde con el dueño de casa.
Aunque se esperaba que el caso tuviera nuevos procesamientos este mismo jueves, la jueza penal de Rocha, Marcela López, debió dejar en libertad a los detenidos por no tener pruebas contundentes.
Hasta el momento, la justicia no cuenta con ninguna confesión del asesinato y busca pruebas directas que los relacionen con él. Según informó el corresponsal de Subrayado en Rocha, William Dialutto, la Policía ha rastrillado todo el pueblo y buscado en forma intensa algún elemento que permita encontrar al asesino, pero sin resultados positivos.
Este jueves la jueza ordenó que se realicen pruebas de ADN a cinco de las personas indagadas: el padrastro de Ana Emilia, el ex novio, el dueño de la casa donde fue hallado su cuerpo, el inquilino de esa casa y un hombre de 37 años, monteador, que es el principal sospechoso en el caso (aunque también fue dejado en libertad por falta de pruebas).
Según dijeron fuentes del caso al corresponsal de canal 10, Ana Emilia tuvo relaciones sexuales consentidas antes de morir.

PRINCIPAL SOSPECHOSO EMBARAZÓ A NIÑA DE 12 AÑOS. El principal sospechoso del crimen de Ana Emilia es un hombre de 37 años, que trabaja como monteador para empresas forestales, y que había amenazado de muerte a la víctima. Ambos tenían un enfrentamiento porque el hombre había dejado embarazada a una menor de 12 años, amiga de Ana Emilia.
El acusado tiene siete antecedentes penales, uno de ellos por intento de homicidio a otra joven. Según fuentes policiales, el hombre quiso ahorcar a su víctima con una bufanda. Para la jueza es un dato importante, dado que Ana Emilia fue asesinada por asfixia.
Hace unas semanas, el monteador había golpeado a uno de los hermanos de la joven y había amenazado con violar y matar a quien después fue víctima de una muerte violenta. Precisamente este episodio podría determinar el procesamiento del individuo, lo que permitiría a la Justicia retenerlo mientras continúan las pericias forenses.
PROSTITUCIÓN INFANTIL. Los padres de Ana Emilia están separados y cruzan duras acusaciones entre ellos por la muerte de la niña.
Su padre, Eduardo Romero, dijo al corresponsal de Subrayado que la niña se prostituía y que se siente muy humillado de enterarse de este modo de la vida que llevaba su hija. Además, asegura que la madre de la joven tiene amenazados a sus hermanos: una niña de 13 años, de la que sospecha que está embarazada, y un varón, ambos menores que Ana Emilia.
"Uno sospecha. La madre tiene amenazada a la hija y al hijo. ¿Por qué no lo entrevistan al niño solo? Que declare lo que sabe", reclamó.
La Policía de Rocha trabaja en esta línea y aún no se quiere brindar más informaciones para no entorpecer el avance del caso.
EL CASO. Ana Emilia, de 15 años, fue hallada a 100 metros de su casa el martes de mañana. Había desaparecido el 28 de noviembre. La última vez que fue vista con vida iba saliendo de su casa después de recibir una llamada a su celular.
La joven vivía con su madre, padrastro y hermanos. Su padre está radicado en Lascano, a 45 kilómetros. Entre los detenidos también estaba su ex novio, un hombre de 30 años.
VELAZQUEZ. La Policía de Velázquez fue seriamente cuestionada por los vecinos. Mientras Ana Emilia se encontraba desaparecida, los habitantes de la ciudad -una localidad de poco más de 1.000 habitantes- realizaron un piquete en protesta por la falta de respuesta. Pidieron más efectivo y reclamaron el retorno del juzgado a la villa que hace poco cumplió sus 100 años de vida.
Velázquez fue tradicionalmente una localidad tranquila, pero desde hace dos años sufrió algunos cambios en materia de seguridad debido a que se transformó en un eslabón de la industria forestal. Actualmente tiene una importante población flotante integrada por camioneros y obreros que trabajan para las empresas instaladas en la región.