.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 22 de noviembre de 2016

Los Rochenses sufren la falta de combustible por el paro del gremio de vendedores de nafta.

Hasta la medianoche de hoy, las estaciones no venderán combustible al público debido al desabastecimiento originado por una medida de fuerza desde la Unión de Vendedores de Nafta.



La Unión de Vendedores de Nafta programó una protesta de dos días contra el gobierno por una medida que podría afectar sus ganancias, los propietarios de los centros de dispendio protestan por una nueva medida de Tabaré Vázquez que afectaría sus márgenes, al mantener los precios fijos establecidos por el gobierno pero habilitando a los distribuidores mayoristas a fijar su precio de venta y por ello, decidieron suspender sus actividades por 48 horas.


Desde el sábado se produjo un quiebre de stock en  diferentes estaciones de servicio,  a pesar de que circuló por las estaciones de la estatal ANCAP una intimación por el incumplimiento de abastecimiento, que "constituirá una violación de las obligaciones asumidas por vuestra empresa en el contrato de concesión".

Este miércoles, de las cinco  estaciones existentes en la capital departamental solo una podrà despachar gasoil y otra nafta eco supra segùn pudo saber Rochaaldìa


Si no hay acuerdo hoy martes, entre el Gobierno  y  la Unión de Vendedores de Nafta esta huelga podría extenderse a otras ramas del transporte de mercancías, incluida la distribución de combustibles.

El presidente Tabaré Vázquez negó que haya desabastecimiento de combustibles por el paro patronal de las estaciones de servicio que se desarrolla lunes y martes.

Desde Brasil, Vázquez criticó la “visión tremendista” sobre la situación de la distribución de combustibles.

Además afirmó que existen contratos comerciales que los estacioneros deben respetar y en caso de no hacerse “actuará la Justicia”.

“Todo lo que esté en los contratos y sea aplicable legalmente, lo vamos a aplicar”, agregó el primer mandatario.

Vázquez dijo que el gobierno está estudiando “con seriedad y responsabilidad” un nuevo relacionamiento con los distribuidores y las estaciones de servicio que sea “más racional y más adecuado”, intentando “actuar con justicia”.

Según contó, con el nuevo sistema de remuneración, un tercio de las estaciones de servicio –las de menor volumen de ventas- va a ganar más, un tercio se va a “mantener estable” y un tercio que es “el que gana más” va a tener que aportar más.


Según el asesor legal de la Unión de Vendedores de nafta (Unvenu), Pablo Donnángelo, Ancap no tiene “legitimación” para pedir el cumplimiento de contratos cuando la situación de las estaciones de servicio se debe al incumplimiento de acuerdos de la petrolera estatal.

 La presidenta del directorio de Ancap, Marta Jara, informó que se inspeccionaría la venta de combustible en las estaciones de servicio comprendidas en la red de distribución de la empresa Ducsa, con la que el ente mantiene una relación contractual directa.

Jurídicamente se aplica la excepción de contrato no cumplido, ya que la empresa estatal modificó unilateralmente y de forma “arbitraria” la paramétrica por la cual los estacioneros perciben su ganancia, sostuvo Donnángelo. Dijo, además, que varios afiliados a Unvenu promovieron juicios contra Ancap porque entienden que las decisiones adoptadas afectan sus derechos.

LAS CIFRAS

El ingreso que perciben las estaciones de servicio por litro de combustible es entre un 30 y 40% superior respecto a Brasil y el doble que en Argentina. “Nos parece bien que los empresarios ganen dinero, pero no que el estado tenga que garantizar una rentabilidad desproporcionada”, sostuvo la presidenta del directorio de Ancap, Marta Jara.

La jerarca reafirmó la resolución de cambiar el sistema de distribución de combustibles no obstante indicó que hay parámetros que se pueden ajustar. “Estamos abiertos al diálogo pero la decisión es muy firme”, afirmó.

Consultada acerca de si el plan pasó por el directorio del ente petrolero, una de las críticas efectuadas en las últimas horas por parte de legisladores nacionalistas, Jara explicó que cuando se firmen nuevos contratos de distribución pasarán por el directorio, pero que el nuevo modelo responde a una decisión política, en la que participaron los ministerios de Industria y Economía, y que se enmarca en una política pública.


“En la red Ducsa (concesionaria directa de la empresa estatal) existe la posibilidad de aplicar multas que ascienden al 1% de la bonificación promedio mensual por día por incumplimiento del servicio. 

En el caso de Petrobras y ESSO las obligaciones de responder frente al servicio es de la distribuidora con Ancap; nosotros no intervenimos en cómo la distribuidora obliga a su red a cumplir”, afirmó Jara.

Por otra parte señaló que ante el anuncio del paro, el pasado viernes se despachó un 50% más de combustible que lo habitual y que según relevamietnos oficiales  de ayer lunes un 25% de las estaciones de servicio del país aún tenían producto.