.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 14 de diciembre de 2016

La luz en todos los rincones de Rocha : un logro cada vez más cercano.

El 7 de diciembre, 50 productores rurales de Maldonado y Rocha integrados en el grupo Ruta 109 y familias del grupo Potrero Grande de Rocha, celebraron, junto a autoridades nacionales y departamentales, la llegada de la luz a sus hogares y establecimientos.



Ambos grupos, que pertenecen a proyectos del programa Electrificación Rural de OPP, realizaron el proceso necesario para alcanzar la conexión a la energía eléctrica.

En el caso del grupo Ruta 109 fue necesario un tendido de 110 kilómetros de línea, con un costo de 32:111.355 pesos.




El proyecto fue separado en cuatro etapas, de las cuales en esta oportunidad se inauguró la segunda. Las restantes incluyen a 60 productores, que en los próximos meses serán conectados al tendido eléctrico.

El grupo Potrero Grande, a su vez, implicó un tendido de 14 kilómetros de línea, con un costo de 2.893.405 pesos, para conectar a nueve familias de de Rocha en la zona cercana a la Escuela Rural N°62. Este proyecto fue organizado por los vecinos con el apoyo de MEVIR.

A este grupo pertenece Amilcar Soba, que esperó la llegada de la luz durante sus 97 años de vida y ahora celebró junto al resto de los vecinos y vecinas el histórico acontecimiento.

El “fuerte impacto” de la energía eléctrica

“Quienes vivimos en la ciudad no prestamos atención a la enorme utilidad del servicio de energía eléctrica”, dijo Andrés Da Costa, el maestro director de la escuela N° 64. “Solo cuando nos enfrentamos a un corte de luz apreciamos la enorme importancia que tiene el servicio en nuestra vida cotidiana”.

Es por eso que la llegada de la red de electricidad a zonas rurales “representa un fuerte impacto en nuestras prácticas habituales: refrigerar alimentos, conectar un televisor o un DVD, una estufa, mejorar la conectividad que nos brinda Antel, poder emplear la XO”, destacó Da Costa. Culminó su intervención con un fragmento del poema “Servir”, de Gabriela Mistral, que incluye los versos aludidos.



El director del Fondo de Desarrollo del Interior de la OPP, Guillermo Fraga, recordó que el objetivo central del Convenio Interinstitucional es que la energía eléctrica llegue al 100% de la población del país al final de esta administración. “Queda muy poco pero es muy difícil y muy caro”, sostuvo y convocó a los vecinos a seguir organizados reclamando y trabajando con ese objetivo.

Precisamente el papel de la organización de los vecinos fue destacado también por el secretario general de la Intendencia de Rocha, Gabriel Tinaglini. “Los vecinos se la jugaron, porque hubo experiencias anteriores que fueron negativas”, señaló, y resaltó la voluntad política de ambas intendencias por cumplir lo prometido, aportando junto a OPP y a UTE recursos para que esto fuera posible.

A su turno, el presidente de UTE Gonzalo Casaravilla subrayó que hay varios actores que hacen posible el desarrollo de este proyecto pero que el diferencial lo aporta OPP con su subsidio económico. “Nadie puede concebir hoy la vida sin energía eléctrica. Esta escuela tenía energía fotovoltaica, fruto del programa ‘Luces para aprender’, pero esto es otra cosa”, añadió.

“Los vecinos trabajaron y UTE ahora tiene la responsabilidad de operar y mantener el servicio eléctrico. Si fuera por la cantidad de clientes, en el medio rural la tarifa eléctrica debería ser el doble que en el área metropolitana, pero el servicio eléctrico es una formidable herramienta de distribución de la riqueza y para brindar igualdad de oportunidades”, destacó el titular de UTE.