.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 18 de septiembre de 2015

EE.UU. elimina las trabas para que sus empresas hagan negocios en Cuba.

La medida supone un paso más hacia la derogación total del embargo sobre la isla, impuesto en la década de los 60

                                                                                                                                          banderas de Usa y Cuba ondean en los balcones de un hotel de La Habana


Estados Unidos ha lanzado este viernes una nueva regulación que reduce las restricciones impuestas hasta ahora a las empresas estadounidenses para hacer negocios en Cuba, en un paso más hacia la derogación total del embargo sobre la isla caribeña.






El Departamento del Tesoro ha vuelto a revisar la lista de limitaciones a los intercambios empresariales con Estados Unidos —ya actualizada el 16 de enero— para ahondar en «la nueva dirección para las relaciones con Cuba» fijada por el presidente, Barack Obama, el 17 diciembre.

«El anuncio de hoy subrayada el compromiso de la Administración con la promoción de los cambios constructuvos para el pueblo cubano», ha indicado el secretario del Tesoro, Jacob J. Lew, en un comunicado difundido por esete departamento. Lew ha explicado que las nuevas regulaciones «construyen sobre las revisiones aplicadas a principio de año relajando aún más las sanciones sobre los viajes, las telecomunicación, las transacciones comerciales y el envío de remesas».

La secretaria de Comercio, Penny Pritzker, ha detallado que la nueva normativa está pensada especialmente para «apoyar al emergente sector privado» y dar «un paso más hacia los históricos objetivos políticos del presidente Obama». «Una relación más fuerte entre Estados Unidos y Cuba tiene el potencial de crear oportunidades económicas para los dos, estadounidenses y cubanos», al tiempo que la Casa Blanca «ayuda al pueblo cubano en sus esfuerzos por lograr la libertad económica necesaria para construir una Cuba democrática, próspera y estable», ha sostenido el Tesoro.

El objetivo final de Obama es levantar definitivamente el bloqueo comercial, económico y financiero impuesto en la década de 1960 contra el régimen «castrista», pero para ello necesita el apoyo del Congreso, dominado por los republicanos.

fuente ABC