.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 11 de diciembre de 2015

Se realizó la Mesa para la Paz en Rocha

Con una Mesa para la Paz que contó con la presencia de los diplomáticos de Corea y  el Líbano , diputados nacionales,  intendente de Rocha , directores del Gobierno de Rocha , alcalde Josè Luis Olivera, representantes de instituciones públicas y privadas y vecinos se celebró el 10 diciembre en la ciudad de Rocha , el Día Internacional de los Derechos Humanos.



Participaron del evento  Denise Cook, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Uruguay. Valeria Guerra, Asesora en Derechos Humanos, Naciones Unidas Argentina . y Javier Miranda, Secretario de Derechos Humanos de Presidencia de la República.







Este año está dedicado a conmemorar el 50 aniversario de los dos pactos internacionales de derechos humanos: el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que fueron adoptados por la Asamblea General el 16 de diciembre 1966.

En una charla que se brindò en la sala de exposiciones del Teatro 25 de Mayo ,Denise Cook, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Uruguay ,diò lectura al mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien formulò  "un llamado a volver a comprometernos con garantizar las libertades fundamentales y proteger los derechos humanos de todos.

"Ante las enormes atrocidades y abusos generalizados que se están cometiendo en todo el mundo, este día debería impulsar una acción mundial más concertada para promover los principios atemporales que colectivamente hemos prometido cumplir", dijo Ban en su mensaje.

El secretario general recordó que este año se conmemora el 70 aniversario del nacimiento de las Naciones Unidas y consideró que debería servir para "inspirarnos en la historia del movimiento de derechos humanos moderno a raíz de la Segunda Guerra Mundial".

Sin mencionar ningún conflicto concreto, pese a los que se viven en Yemen, Gaza, Siria e Irak, el diplomático lamentó que la libertad de expresión "está cada vez más amenazada" en diferentes partes del mundo, por lo que instó a defender y ampliar las prácticas democráticas y el espacio de la sociedad civil.
Además, criticó que los terroristas se estén apropiando de la religión y "asesinando en su nombre", pero pidió que la respuesta sea promoviendo el respeto por la diversidad y el derecho a la libertad religiosa.

El secretario general también recordó el drama de los millones de refugiados y desplazados internos, entre ellos niños, que se ven obligados a huir de la guerra, la violencia y la injusticia a través de continentes y océanos, "a menudo arriesgando sus vidas".
"No debemos cerrarles las puertas sino abrirlas y garantizar el derecho de todos a pedir asilo, sin discriminación alguna. Los migrantes que intentan escapar de la pobreza también deben poder disfrutar de sus derechos humanos fundamentales", dijo Ban.

Finalmente, aprovechó también que se redoblen los esfuerzos en la lucha contra la miseria y que los Gobiernos hagan "todo lo posible" para que la nueva agenda de desarrollo sostenible aprobada en septiembre pasado por los líderes mundiales sea un éxito.