.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 12 de enero de 2016

Autoridades advierten que ingreso de vehículos a las playas es multado con 21.000 pesos

En el marco del plan “Dunas sin ruedas” a cargo del Ministerio de Vivienda, Prefectura Naval y los gobiernos de Canelones, Maldonado, Rocha, San José y Colonia, autoridades de la Dirección Nacional de Medio Ambiente recorrieron sus costas para fiscalizar que se cumpla la prohibición de ingresar con vehículos. La meta no solo es multar sino concientizar sobre el daño que se causa y aceitar la coordinación entre instituciones.

Autoridades de los organismos involucrados, encabezados por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) se hicieron presentes el jueves y este viernes en las playas más concurridas de los departamentos costeros del Río de la Plata y del océano Atlántico para fiscalizar el cumplimiento de la normativa relacionada con el ingreso con vehículos a las dunas, que está expresamente prohibido.

El director de la Dinama, Alejandro Nario, explicó a la Secretaría de Comunicación Institucional, en un alto en la recorrida de este viernes, que la campaña de concientización comenzó en 2012 con la difusión de un spot publicitario y el apoyo de más de 40 medios y organizaciones de la sociedad civil.

Ahora se decidió profundizar en la fiscalización, aplicando multas en el momento de detectar la infracción, que suman de 25 Unidades Reajustables (U.R.), alrededor de 21.000 pesos en la actualidad, informó.

Más allá de penar las infracciones, esta campaña pretende concientizar a la ciudadanía y “aceitar la coordinación entre las instituciones”, explicó Nario.

En ese sentido, dijo que se intenta agilizar el mecanismo para denunciar irregularidades, así como también la operatividad para facilitar los trámites operativos y la intervención en el lugar del hecho.

Añadió que estas recorridas también han servido para contactarse con el personal local de la Prefectura y de las Intendencias y así acordar en qué lugares hacen falta carteles o barreras que eviten el ingreso de los vehículos a la playa, entre otras medidas.

Las denuncias pueden realizarse llenando un formulario en la página del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento y Medio Ambiente o mediante una llamada telefónica al número 106, que es el teléfono de la Prefectura Nacional Naval.

Detener el deterioro del sistema dunar
Guillermo Scarlato, gerente del área de Ecosistemas de la Dinama, indicó que el daño que realiza el vehículo al transitar por las dunas es muy importante, ya que la erosión que provoca altera la dinámica dunar afectando a su vez la conservación costera.

También atenta contra la preservación de la vida de determinadas especias de aves o anfibios que utilizan la franja costera para desovar, adviretió.

Por otro lado, comentó que la seguridad y el disfrute de los usuarios de estos ambientes también se ven alterados con la circulación de vehículos.

Esta política como todas las que implican regular usos contienen “válvulas de escape” para casos de personas con problemas de capacidad para desplazarse o que realizan actividades productivas, como la pesca artesanal y necesitan acercar o retirar una embarcación a la costa.

“En estos casos se requiere una excepción y definir la forma por dónde se realiza ese tránsito que debe ser lento y alejado del flujo de personas”, puntualizó.

En este sentido, Scarlato reconoció que las costas aún resta mucho trabajo por hacer ya que hay zonas muy vandalizadas, pero resaltó que en general se observa el involucramiento de los vecinos y de las organizaciones locales para cuidar los lugares comunes, y esto se ve reflejado en las solicitudes que llegan a la Dinama.


Agregó que la nueva figura del guardaparque será de gran valor en los controles que se realizan en las áreas protegidas, así como también el papel que cumplen los guardavidas en las playas cuya función no solo debe ser represora sino educativa.