.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

lunes, 26 de septiembre de 2016

Cámaras de videovigilancia comienzan a funcionar en Rocha y próximamente en Chuy.

El sistema de videovigilancia para Chuy será una realidad tras el acuerdo entre comerciantes, Intendencia de Rocha y Ministerio del Interior, según dijo el titular de esa cartera, Eduardo Bonomi, en el marco de una de las audiencias con vecinos rochenses que reclaman medidas contra el delito fronterizo. Las cámaras de seguridad se inaugurarán este lunes en la ciudad de Rocha y se estudia su uso en La Pedrera y La Paloma.

Autoridades del Ministerio del Interior mantuvieron este domingo más de diez entrevistas con representantes de organizaciones de la sociedad civil de Rocha en la sala del Teatro 25 de mayo de la capital departamental.







Bonomi destacó que el intercambio de datos de seguridad con vecinos del Chuy fue uno de los tópicos principales en varios de los encuentros realizados a lo largo de esta jornada, previa al Consejo de Ministros abierto de este lunes en La Coronilla.

En ese marco, Bonomi destacó el proyecto de cámara de videovigilancia que se acordó entre comerciantes, la Intendencia de Rocha y el ministerio. “Ya avanzó; y la semana que vienen concurrirían los técnicos oficiales para corroborar los requerimientos y, si es así, continuará el proceso como está detallado”, apuntó.

En una de las reuniones se planteó la posibilidad de que este dispositivo se replique en los balnearios de La Pedrera y La Paloma. “Esto no lo habíamos trabajado por lo que debemos estudiarlo mejor en próximas semanas”, dijo Bonomi.

También se dialogó con vecinos de Cabo Polonio, porque el puesto de seguridad existente depende del Ministerio de Defensa Nacional y solicitaban apoyo para la temporada turística.

“De alguna manera se la vamos a brindar, para lo cual, seguramente haremos un llamado a nivel nacional para que alguien asuma ese puesto”, indicó el ministro.

En tanto, se informó que las cámaras de vigilancia en la ciudad de Rocha serán inauguradas este lunes 26 por la tarde.

Una frontera permeable
“Los delitos en el Chuy han bajado en los últimos meses, pero el problema es que la ciudad está repartida en Uruguay y Brasil”, advirtió en relación a los problemas que debe afrontar la policía para atacar este problema.

“El problema mayor es que del lado uruguayo hay 60 policías y del brasileño solo cuatro o seis y, de ese modo, los delincuentes cruzan de Brasil a robar acá y luego regresan y los efectivos nuestros no pueden cruzar. Ahí radica un problema”, explicó.