.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 26 de julio de 2017

Anìbal Pereyra “Si tomo una copa de vino salgo caminando; no salgo manejando”

En el edificio central de la Intendencia de Rocha tuvo lugar la firma del Acuerdo de Adhesión al Plan Operativo de Seguridad Vial (POSEVI). Una iniciativa promovida desde la Unidad Nacional de Seguridad Vial para profundizar conjuntamente a los Ministerios de Salud e Interior –a través de Direcciones Departamentales y Jefaturas de Policía- y los Gobiernos Departamentales, acciones para lograr a fines de este año, un descenso del 10% de lesionados por siniestros de tránsito.


El Intendente rochense -Aníbal Pereyra- destacó el hecho de que las instituciones se junten para asumir compromisos en cuanto a la toma de medidas sobre la siniestralidad en el tránsito.
Pereyra señaló que duele el hecho de que los más afectados por este tema, sean personas jóvenes, en “un hecho que es evitable”, dijo.







No obstante, el jerarca departamental subrayó la oportunidad del Acuerdo “que nos compromete a todos en seguir trabajando en esta línea y seguir bajando los niveles de siniestralidad”.

Pereyra habló de un compromiso básico en la estrategia, que desde lo institucional puede ser sólo simpático, al no insistir a la gente sobre lo peligroso que es asociar el manejo de vehículos con el alcohol. “Si tomo una copa de vino salgo caminando; no salgo manejando” enfatizó el Intendente, sobre un aspecto que se ha puesto en reconsideración en las últimas semanas.

“Esta es una de las acciones más importantes que quienes tenemos responsabilidad de gobierno, debemos seguir asumiendo” insistió. “Hoy nos comprometemos a seguir en ese camino como Instituciones, pero también debemos hacerlo como ciudadanos” insistió al hablar de los hábitos de la cotidianeidad, que hablan básicamente de la cultura ciudadana respecto al tema.