.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

lunes, 3 de julio de 2017

“Les tengo que pedir disculpas "dijo inspector a alumnos de Gastronomía.

Nace una esperanza en los alumnos .Se toma como positivo la respuesta de las autoridades a su planteo en los medios de comunicaciòn. 



Desde  el Campus Regional ESTE ,del Consejo de Educación Técnico Profesional ,se informò que el inspector regional se contactò con los alumnos de Gastronomía de Utu Rocha ,para solicitar disculpas en su nombre y de los demàs integrantes del consejo. 







Estos alumnos  se mantienen alejados del aula desde hace dos meses  por tener diferencias con su actual profesora. Desde la inspección aducen no saber como se pudo llegar hasta esta instancia,y se comprometen  a que el martes después de vacaciones, realizar una reuniòn con los alumnos y dar una respuesta a su situaciòn.


El director del centro, Mauricio Langon, dijo a ECOS que no hará declaraciones sobre los detalles de la denuncia. “No nos corresponde hacerlo porque somos docentes, no jueces. Nosotros cumplimos con todos los protocolos para darle garantías a todas las partes”, respondió.

Y agregó: “Entendemos la impaciencia de los gurises que quieren seguir con el curso. Pero es algo que no puede resolverse de un día para el otro”.


Consultado sobre la polémica, el presidente de la Asociación de Funcionarios de la Universidad del Trabajo (Afutu) dijo que el sindicato no tiene una posición tomada ya que aún no están completas las “averiguaciones pertinentes”. Pero que “de confirmarse" lo que se denuncia, se estaría ante una "situación muy grave”.

“Igualmente –añadió–, no perdemos la perspectiva: debemos estar atento porque se trate o no de un compañero afiliado, este es un caso en que pueden estar vulnerados los derechos del trabajador. Por eso estamos atentos a esta situación”.

En los hechos, ya pasaron dos meses sin que las seis alumnas denunciantes asistieran al taller. “Lo que nos preocupa es que no vamos a tener las herramientas necesarias para cursar el año que viene en la (exigente) Escuela de Alta Gastronomía de Punta del Este –lamentó Lucía–. Vamos a pasar vergüenza”.