.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 8 de agosto de 2017

Segredo :Pedimos mayores recursos para el hospital, con menor despilfarro de dinero.

Pasadas las 8 de la mañana de este martes 4 funcionarios de ASSE Rocha se encadenaron en la puerta del Hospital departamental. Se trata de una  medida de presión ante lo que es  una segunda instancia de negociación esta semana en la Dirección Nacional de Trabajo entre la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y el gobierno, que transcurren desde las dos de la tarde de este lunes.

 Santiago Segredo, el presidente de la comisión interna del hospital de integrante del gremio de FFSP  –y uno de los encadenados,  informó hoy temprano que el recurso extremo asumido sirve también para manifestar “la falta de diálogo con la dirección” así como con el propio directorio del prestador público, en especial con el gerente general Richard Millán, a quien ya le comunicaron algunas de las “más importantes carencias” del centro de salud rochense, como las goteras que se producen en el edificio donde funciona la emergencia, que recién lleva “dos años desde su inauguración”.

“Pedimos mayores recursos para el hospital, una mejor gestión de ASSE con menor despilfarro de dinero. Por ejemplo –denunció–, la contratación del servicio de emergencia costó unos tres millones y medio de dólares”.






De no obtener noticias “alentadoras” desde Montevideo luego del encuentro entre las partes en el Ministerio de Trabajo, se “profundizarán” las medidas, que podrá abarcar la afectación del servicio del Hospital de Rocha, algo que, al momento, no sucede.

ECOS.