.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 28 de febrero de 2018

Pereyra:“Hay una barra que quiere incendiar la pradera, y hay que ver al otro día, cómo quedamos parados”

En su columna semanal en M24 el Intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, se refirió al episodio reciente en el que algunos integrantes del movimiento de “autoconvocados” increparon y hostigaron al Presidente de la República, Tabaré Vázquez, expresando el jefe de gobierno departamental que quienes “quieren incendiar la pradera” deben cuidar lo que pasa “al otro día”.

Pereyra también señaló que a partir de esa circunstancia provocada, “lo que tuvo más trascendencia no fueron las propuestas” del propio movimiento antigubernamental sino la situación generada alrededor del mandatario.

“Habla bien de nuestro país que al Presidente o a cualquier gobernante se le pueda encontrar en la calle y plantear cualquier problema, y es algo que debemos cuidar los uruguayos”, destacó sobre ese aspecto del incidente.




Acerca de quienes realizaron la provocación, recordó: “primero se dijo que no pertenecían a las organizaciones que estaban adentro (de la reunión con el Presidente), después se dijo que sí y después se comprobó” que efectivamente pertenecen.

Pereyra consideró que “lo más importante” en estos temas “es determinar cuáles son las características de un diálogo en el país”, y en ese marco “se podrá no estar de acuerdo con el alcance de las propuestas” presentadas, en este caso por Vázquez.

“Pero hay un elemento nuevo en el país: se confunde diálogo con imposición, ´se hace lo que yo planteo y sobre las bases que yo planteo o nada´, y se desconoce al gobierno legítimamente electo con más de 50%” de adhesión ciudadana, reflexionó el dirigente frenteamplista.

Con la respuesta “´nos bajamos del diálogo´” por estar en desacuerdo, “se da un mensaje fuerte” que torna “obligatorio analizar el contexto de todo esto” más allá de “planteos que han tenido varias punterías, propuestas que han ido cambiando y hasta los objetivos” del movimiento.

“Ahora se vuelve a analizar (por los “autoconvocados”) medidas tales como que los productos no lleguen a determinados lugares. ¿Cuál es el objetivo de todo esto? ¿Es verdaderamente la búsqueda de un diálogo? ¿Es verdaderamente la búsqueda de una solución?”, se preguntó Pereyra.

Valoró que “es correcto” el criterio elegido por el gobierno de analizar la situación agropecuaria “sector por sector, no hay otra manera”, así como también lo es enfocarse y ayudar a los “sectores más débiles”, siendo estos lo que deben concentrar “el esfuerzo” y las “soluciones mayores”.

En torno a las actitudes erráticas y provocativas de los “autoconvocados”, el Intendente de Rocha puntualizó: “lo que no se puede perder en el diálogo es el día después. Cuando se entra a dinamitar el camino, después es bravo, y no hay que confundir las demandas y las aspiraciones con otras cosas”.

Ese aserto refirió a una percepción extendida en amplios segmentos de la ciudadanía: “en el fondo hay una barra, que no sé qué dimensión tiene, que en definitiva no quiere reconocer al gobierno, y tienen que decirlo, tienen que decirlo. El mensaje que en realidad dan es: ´a estos (del gobierno) no les creo nada y el gobierno se tiene que ir´”.

Entonces, prosiguió el referente del MPP, esos activistas deben elaborar “un programa, una propuesta” y conseguir “las adhesiones para tener los votos suficientes” en las próximas elecciones nacionales, tal como hizo el Frente Amplio para gobernar durante tres periodos consecutivos.

Pereyra remitió a otro ejemplo de los métodos que utilizan desde su reciente creación los “autoconvocados”, citando el caso de “un audio” en el que un integrante “llama a no dividir las posiciones del movimiento” y explica que el comunicado de prensa repudiando la agresión al

Presidente Vázquez “fue acordado con los propios agresores”.

“Entonces acá hay una mentira, porque en el comunicado dicen que (los agresores) no los representan: eso es deshonestidad”, fustigó el Intendente, agregando otro ejemplo de manipulación informativa, en el caso referida a una versión de prensa:

“Se dice que los Intendentes salieron a trancar fuerte las medidas del Presidente, y lo que resolvió el Congreso de Intendentes fue enviar una carta al director de la OPP, Álvaro García, pidiendo una instancia de intercambio más profundo sobre las medidas” dispuestas por Vázquez.

“Y hablando de caminería rural, cuando en 2015 se acordó que la Contribución Inmobiliaria” Rural retornara a las tasas vigentes en 2002 mediante un aumento del 18%, “varias organizaciones (del sector agropecuario) salieron a decir que eso era un aumentos de impuestos, que el Presidente estaba incumpliendo (una promesa de campaña electoral), y ahora las mismas voces dicen que no están de acuerdo con la medida que se adoptó (sacar ese 18%). ¿En qué quedamos?”, razonó el jefe de gobierno de Rocha.

“Sobre recursos, en Rocha, por ejemplo, en 2005 los destinados por el gobierno central para caminería, que es mantenimiento, no llegaban a 4 millones de pesos, y en el ejercicio 2017 fueron 46 millones, y esa realidad la tenemos todas las Intendencias”, siendo ahora el problema de los Departamentos “poder ejecutar todos esos recursos. Digamos todo”, reclamó a sus colegas.

Pereyra resumió su mensaje al final de la audición: “No podemos hacer guiñadas para un lado y el otro, y tenemos que prestigiar los planteos. Lo importante de todo esto es qué queda.

Hay algunos que está claro, hay una barra que lo que quiere es incendiar la pradera, y eso, muchachos… hay que ver el otro día, cómo quedamos.

 Como en el casin: cómo quedamos parados”, invitó a la reflexión.