.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 10 de abril de 2018

Alcalde Mary Urse pide a Bonomi que renuncie.

La Guardia Republicana llegó  a la ciudad del Chuy y comenzó a realizar controles con el objetivo de mejorar la seguridad en la frontera con Brasil que viene siendo objeto de enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes, según informó la alcaldesa de la ciudad, Mary Urse en entrevista con Así nos va Radio Carve.


El diario El Observador informó que en lo que va de 2018, ocho personas han muerto en la frontera por enfrentamientos: cinco del lado brasileño y tres del lado uruguayo.

Mary Urse criticó al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, a quien acusó de no haber “mostrado la cara” y le pidió que deje el cargo porque “está cansado”.

VER INFORME





¿Qué pasa en el Chuy-Chui?
Para la Policía de Brasil la escalada de violencia en el Chuy está relacionada con una mayor actividad de tráfico de droga en la región. De hecho, en 2017 la Policía Federal de Rio Grande do Sul incautó dos toneladas de droga, una cifra considerada récord para las autoridades del vecino país.

Esta misma fuente dijo que si antes se incautaban uno o dos kilos por operación, en las últimas acciones se han llegado a hallar hasta 400 kilos en un único vehículo.

De hecho, el 27 de enero la Policía Federal de Rio Grande Do Sul incautó 397,85 kg de marihuana que era trasladada a Uruguay y que había sido enviada por una banda que opera desde Santa Vitória do Palmar.

Una de las hipótesis que maneja la Policía uruguaya, según dijo una fuente a El Observador, es que en el Chuí (de lado brasileño) existe un centro de acopio de marihuana, lo que explicaría por qué en el último tiempo hubo un aumento en las cantidades de droga incautada.

La presencia de un centro de acopio implica un mayor nivel de desarrollo en el negocio de narcotráfico, ya que manejan grandes volúmenes de droga, la cual es vendida a distribuidores que son quienes luego llevan el producto al mercado.

La Policía uruguaya cree que las bandas enfrentadas están lideradas por brasileños y operan fundamentalmente en Brasil, donde la presencia policial es menor. Si están enfrentadas no es por la comercialización en el mercado del Chuy, sino porque esa ciudad es una de las principales puertas de acceso de la marihuana en Uruguay.

En este sentido el prefeito municipal de Chuí (Brasil), Marco Antonio Barbosa, reconoció que hay "muy pocos policías" de lado brasileño debido a que tanto la Policía Civil como Militar es responsabilidad de las autoridades de Río Grande del Sur, y decidieron no designar efectivos a la zona porque "no tienen gente".

La Policía de Chuí (Brasil) ve con preocupación lo que ocurre en la ciudad fronteriza, ya que recuerda al enfrentamiento de bandas criminales en la ciudad brasileña de Santa Vitória do Palmar (ubicada a 23 kilómetros de Uruguay).

Según contó una autoridad de la policía militar de Brasil, en Santa Vitória do Palmar se registró un fuerte enfrentamiento entre bandas criminales, que terminó con varios integrantes de ambas organizaciones muertos, además de que otros fueron enviados a prisión. Mientras la situación se calmó en aquel lugar, el enfrentamiento se encendió en el Chuy.

La particularidad del enfrentamiento que se produce en la ciudad fronteriza está en que los delincuentes aprovechan la línea divisoria para pasar de un país a otro y así burlar a las autoridades. De hecho, en el homicidio perpetrado este viernes los homicidas fugaron de Brasil a Uruguay y luego incendiaron el vehículo en el que se dirigían.

Según contó el prefeito Barbosa a El Observador, este miércoles las autoridades municipales se reunirán con el promotor de Justicia y con la Policía de la zona para tratar el tema de la escalada de violencia en la zona.

Asimismo, del lado uruguayo, el jefe de Policía de Rocha, Claudio Pereyra, se dirigió a la zona y dijo que están tratando de identificar a los integrantes de las bandas, aunque prefirió no dar más detalles para no entorpecer la investigación.


Fuente El Observador.