.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

lunes, 21 de diciembre de 2015

Entre la bronca y la resignación:Caso Lola ,nos están tomando el pelo dijo el Padre”

A pocos dìas de cumplirse un año de la muerte de la adolescente argentina Lola Luna Ccomnalez ,la policía continua sin pistas firmes sobre lo que pasò aquel 28 de diciembre en valizas.En el seno de la familia Chomnalez crece la bronca y la resignaciòn.Recordemos que la policía logrò la detenciòn de 15 sospechosos, pero el caso aùn se mantiene en foja cero.

Un crimen que continua impune,la angustia que se devora a la familia y una muerte màs que se suma a las estadísticas de casos sin resolver.

En las ultimas horas Adriana Belmonte y Diego Chomnalez papàs de Lola ,dieron una entrevista exclusiva a Clarín . No les interesa contar públicamente cuánto extrañan a Lola (tampoco hace falta, flota en el aire). No necesitan hacer catarsis pública ni “mediatizar” –en palabras de la mamá– su dolor.




Pero sí reclaman respuestas.

 “Queremos conseguir paz. No la tenemos ni la vamos a tener hasta que no sepamos quién mató a Lola y se haga justicia”, agrega el papá. Y en el transcurso de la charla lo repetirá media docena de veces. “Es muy feo tener un signo de interrogación. No hay certezas de nada. Y así no sabés si dirigís la tristeza a un singular, a un plural, a un masculino, a un femenino”, completa Adriana, mientras acaricia el lomo de Michelle, la gata de su hija, que camina por la mesa.


Durante todo este año que pasó, la Justicia uruguaya se movió de maneras misteriosas. Los 15 indagados (incluido Tuzinkevich) fueron liberados por falta de pruebas. Hasta ahora no encontró el eslabón perdido, a pesar de un rastro de sangre que apareció en una toalla que Lola llevaba en su mochila. La comparación de ese ADN dio negativo con las muestras de todos los sospechosos. Tampoco apareció alguien con las características que describe el único identikit de la causa, hecho a partir de la declaración de un testigo. “La seguidilla de detenciones fue ridícula”, opina ahora Adriana.

Según cuenta el papá, el Gobierno y la Policía de Uruguay se disculparon con ellos por cómo llevaron la investigación. Pero eso no disminuyó su malestar con la Justicia. “No hicieron nada. La investigación es un chiste macabro, creo que nos están tomando el pelo. No queremos poner adjetivos calificativos. Ojalá que hagan eso que no hicieron en un primer momento. Pero no lo creo”, dice el hombre, con un tono que oscila entre la bronca y la resignación. Y refuerza el pedido de Justicia como la única forma de recuperar algo de todo lo que se transformó en vacío: “A Lola no nos la devuelve nadie. Al menos pedimos que se sepa la verdad”. Es lo último que dice.

La mamá aclara que no quieren entrar en controversia con la jueza, Silvia Urioste, ni con el fiscal del caso, Rodrigo Morosoli, y que no buscan que agarren a cualquiera. Pero admite que se sienten como frente a una pantalla en negro. “No hay datos, no hay nada certero. El fiscal no nos atiende el teléfono, no nos sentimos acompañados. Es para volverse locos”, resume la mujer, quien admite que, ante semejante incertidumbre, por momentos teme hasta una conspiración: “A veces llego a pensar que algo nos ocultan. Ponete en mi cabeza, que piensa y maquina y maquina”.

Entonces la mamá de Lola se detiene. ..... “Deseo claridad y justicia para los magistrados. Justicia sobre todo. Lola merece justicia. Y nosotros merecemos estar aliviados”. 

La Justicia de Uruguay es muy lenta

“Confío en la Justicia del hombre y, sobre todo, en la de Dios. El culpable tiene que pagar en vida. Esto nos llenó de odio. Los asesinos están sueltos, disfrutando de la vida, del sol, del día... y mi nieta, muerta”, sostuvo la abuela de Lola, Beatriz Chomnalez, en una entrevista con PERFIL publicada el pasado domingo.
“Ella tiene que estar en paz. Pero la Justicia de Uruguay es muy lenta. Importan los derechos humanos o no herir a alguien, pero no la muerte de Lola. Hay incongruencias”.



Desde la órbita policial ,y judicial  trabajan nuevamente en la zona del crimen.

Nuestras fuentes manifiestan que más que construir una atmósfera inquietante, lo que se ha generado en estos últimos meses de la investigaciòn es dejar en manifiesto un sentimiento de comunidad, de que allí todo el mundo se conoce y de que esa cercanía puede llevar a que surjan relaciones que se quieran mantener en secreto .

Hoy está latente la hipótesis sobre si se està frente a un delito doloso;o es un delito culposo.

Por la mente de los investigadores ,todo se cruza en el afàn de llegar a la verdad.Se comienzan a generar dudas si quien dejò rastros de ADN en el monedero que Lola llevaba en la mochila ,es el responsable de la muerte de la adolescente. Tal vez un inocente sea enjuiciado como autor material del crimen dudan.


 Si un homicidio no se aclara dentro de las 48 horas, después es muy difícil señalaron .

La hipótesis fundamental de la criminalística es que el criminal siempre se deja en el lugar del hecho algo que de modo alguno pueda revelar la existencia de un delito y la identidad de su autor. Encontrar ese pequeño elemento, pero a la vez enorme constancia probatoria, es el objetivo de la mencionada ciencia.-

En esta  investigación pericial no se procedió a un correcto recorrido  de las  tres etapas claves , dicen las fuentes a saber: la búsqueda en la escena del crimen; su recogimiento y envío al laboratorio; los exámenes analíticos, que llevan a su interpretación final.

Partimos de la base que el indicio es frágil.  Mal recogido se volvió  inútil ,y se perdió  la única prueba que hubiese identificado al autor del hecho pesquisado.
Hay en la Léve du Corps una trilogía inseparable: examinar el lugar, autopsiar el cadáver y retornar el lugar. Solo así se podrá responder el cuestionario clásico: qué pasó, cuándo, cómo, quién lo hizo y por qué.-

El lugar del hecho es un recinto sagrado.  Es tan importante lo que debe hacerse como aquello que debe evitarse en pro de la investigación.

Regla Oro.

En la jerga policial se dice -guardar la regla de oro- a preservar la escena de un crimen o dolo , sin modificar ni contaminar ,muchos casos policiales se han visto afectados por no guardar dicha regla .

Los homicidios anuales ocurridos al 28 de diciembre pasado fueron 257, número al que hay que sumarle la muerte de Lola.

Las fuentes explicaron que el 52% de los casos no aclarados “es un número móvil”, “no cerrado” y aseguran que varios homicidios ocurridos en 2014 se resolverán en los próximos meses. 


 El asesinato de la adolescente argentina ,es el de mayor repercusión mediática de los últimos diez años ,sobre todo internacionalmente dijo Jorge Chediak  presidente de la suprema corte de justicia.

Este crimen puede quedar sin resolverse asegurò a título personal Chediak ,quien ademàs manifestò  que hay delitos donde el estado concentra todos sus esfuerzos  y no son resueltos.

En nuestro paìs ,uno de cada dos casos crímenes, no tiene resolución efectiva.