.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

jueves, 3 de noviembre de 2016

Autoridades señalan problema ambiental en playas de Aguas Dulces.

La playa de Aguas Dulces se transformó en un problema ambiental importante, señalan las autoridades locales. El destino final de las aguas servidas es el mar y la arena, dijo el director de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Rocha, Antonio Graña. Las casas están construidas en el espacio público y está demostrado que la costa está desapareciendo por las construcciones, agregó.



El jerarca recordó que la primera ordenanza para despoblar la zona data de 1976 y dio un plazo de 15 años para su ejecución.






Los vecinos, por el contrario, plantean que de acuerdo a la ley de ordenamiento territorial, la intendencia debería haber procedido a la reorganización y regulación de los asentamientos en el predio fiscal, y que las viviendas, si bien hay casos de morosidad, pagan contribución inmobiliaria. Denunciaron, además, la modificación reciente de la denominación legal de estas viviendas, ahora catalogadas como “edificaciones inapropiadas”, a los efectos del cobro de la contribución.

Graña informó que las playas ahora no están habilitadas y que su limpieza demandará tiempo y dinero. “Vamos a comenzar a limpiar las playas y a conversar con los vecinos pero lo que esta ruinoso, va a ser designado ruinoso, la reconstrucción impide la limpieza y, además, hay peligro de vida”, señaló.

Según una resolución aprobada por la comuna rochense no se podrán reconstruir las casas destruidas o que perdieron sus condiciones de habitabilidad tras los episodios climáticos de los últimos días.

Si bien la normativa vigente impide la construcción de viviendas a menos de 200 metros de la costa, el jefe comunal manifestó preocupación por nuevas subas del nivel del mar. “Tenemos un problema de tiempo a resolver”, manifestó.