.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

jueves, 3 de noviembre de 2016

La DINARA vende lobos marinos a parques de diversiones.

En el año 2010 se dio a conocer que Uruguay exporta entre 40 y 60 lobos marinos por año a distintos parques acuáticos y zoológicos del mundo.La captura, identificación y la venta de los lobos a las empresa exportadoras corre por cuenta de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara).


La venta de estas especies son para  parques acuáticos, sea words. El animal se exporta vivo para que continúe vivo, en una tarea de educación, de entretenimiento, de desarrollo.

El costo es en dólares y varìa según su sexo. Se habla de una suma ,de màs de , mil billetes verdes. 





Fuentes del organismo estatal nos informan que en el comercio de animales vivos existen reglas éticas muy importantes, en primera instancia el bienestar animal, que está regulado internacionalmente.

Por ejemplo, las reservas marinas, los sea words tienen la importancia de que alguien que no conoce vea un lobo. Tiene todo el deber de comunicar cómo es ese animal, dónde se alimenta, dónde vive, etc. Toda una formación educativa que es la que principalmente se reserva, y para eso existen esos lugares. No se va a poner a un animal salvaje en un lugar donde lo pase mal, por eso las tendencias actuales no son los zoológicos de jaula.

Hoy Dinara establece que tenemos veda de captura de lobos marinos vivos para comercializaciòn. 
Por resolución 348/2016 se agrega que el periodo va desde el 16 de noviembre al 15 de marzo de 2017. 

Desde el organismo se asegura que se tomò en cuenta que el periodo fijado fue estimado para brindar protección ,al lobo fino y al lobo marino ,dos especies que en este momento están en etapa  de los partos y amamantamiento de sus  cachorros, que nacen entre los meses de noviembre y diciembre. 
Y hay veda para el leòn marino.

En el inciso tres de la resoluciòn se establece que esta veda sirve para establecer y concentrar los pedidos de compra de ejemplares de lobos vivos  por parte de empresas ,con el fin de prever la optimizaciòn de la logística operativa.


Uruguay tiene una de las mayores colonias mundiales de lobos marinos y además es la única que sobrevivió, de toda la región, a la depredación por la explotación industrial. 

Se considera que hay màs de 400.000 lobos marinos; población que ha venido creciendo principalmente después de que el Estado eliminó las matanzas controladas que se hacían en 1990. 

Este crecimiento le trae muchos dolores de cabeza a los pescadores artesanales que tienen que lidiar con lobos que se les comen el pescado y les rompen las redes y a veces hay una guerra “a machetazo limpio” contra estos ejemplares. Lo cierto es que para mejorar el sistema de control y el seguimiento de estos ejemplares que se exportan, la Dinara está llevando a cabo un sistema de trazabilidad para estos lobos marinos.

Hay varias poblaciones tanto de esta especie como de otros vinipedios, tanto de focas como otros lobos marinos y leones marinos que se han recuperado. Todas fueron sometidas a una explotación comercial ya desde el siglo XIX y antes también, habían matanzas por toda Sudamérica y llegaba hasta las Islas Malvinas.Buscaban la piel, el aceite, la carne, la grasa.

Aseguran desde Dianara que  la colonia reproductora como tal es grande; está ubicada en islas que están muy próximas a la costa y no nos olvidemos que el área en la cual habitan es un área muy rica en lo que a disponibilidad de presas se refiere. El área atlántica y toda el área del Río de la Plata son altamente productivas aseguran.

Al existir  prohibiciòn de  las matanzas controladas desde ya hace unos cuantos años; los lobos no tienen ningún tipo de enemigo natural que esté en nuestras costas; no se reproducen en la costa sino en islas, pero tienen algunos técnicos de la Dinara que los cazan, los identifican y exportan a unos pocos, 40 o 60 ejemplares por año indican. 

Y cuentan que esto es bastante antiguo, viene de la época de la industria lobera y pesquera del Estado cuando funcionaba el ILPE, que era un servicio descentralizado que tenía el compromiso y el deber de llevar adelante en aquel entonces la faena de lobos marinos, hasta el año 1991 incluido. Dentro de su potencial productivo estaba la venta y la comercialización de ejemplares vivos que ya eran vendidos en aquel entonces, en la década del ’80.


Hoy la  historia de la Dinara en la exportación de lobos marinos vivos, lo único novedoso es el sistema de trazabilidad.

En Dinara se cuenta con un sistema de registro de datos que cuando se emite un certificado sanitario que es el que acompaña al lobo en su viaje hasta el destino, dice qué especie es, qué animal es, si es hembra o macho, que está desde el punto de vista sanitario libre de enfermedades — porque como va este animal vivo a otra población, no se lo puede llevar que pueda contaminar al resto de los que están ahí —. Antes iba sólo con un papelito y ahora va el certificado que dice el número, entonces desde cualquier parte del mundo cualquier persona usa el lector, que le va a dar el número y así puede corroborar lo que dice el certificado. También se implementa la forma para corroborar los datos por internet; si entra en la página web de la Dinara hay un link donde poniendo el número que le da el lector dice qué animal es, qué especie, etc.