.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 27 de junio de 2017

ELECCIONES: Los jóvenes y la reivindicación de participación real.

 Escribe Luis Prieto.
Integrante de Todos.
Partido Nacional.



En un país donde el 19% de las personas es mayor de los 60 años (INE, 2011), considera que los partidos políticos no representan los intereses de los jóvenes. 





Solo el 19% de la juventud está interesada en la política, el 49% poco y el 31% afirma que no tiene interés (Pablo Mueres e Ignacio Zuasnábar, 2012). Mucho de estos jóvenes se las ingenian para estudiar, trabajar, socializar, organizar reuniones políticas, conferencias y demás.

El grado de representación de los jóvenes dentro de los partidos es difícilmente medible. La militancia en si no es formal, siendo así que los jóvenes puedan movilizarse por cuestiones coyunturales o permanentes.

A veces rechina el prefijo de joven en política, cuando solo se limita a tareas como levantar banderas, colgar carteles, repartir la lista; también, cuando se le limita a temas de suma importancia social, como por ejemplo educación, seguridad, de discusión, como pueden ser marihuana, aborto entre otros.

En diferencias con otros grupos de jóvenes, la juventud del Frente Amplio hace uso de la juventud en bloque, con actividad social sostenida en el tiempo en algunos temas, como en otros no. Así mismo, hay que tomar con mucho criterio a los grupos jóvenes, ya que es menor la participación de la juventud en partidos políticos.

Debemos desterrar los propios frenos existentes dentro de los grupos políticos establecidos, cuando las organizaciones juveniles toman cierta fuerza y hacen planteos en contra de algún lineamiento partidario.

El Partido Nacional tiene una estructura formal que organiza a los jóvenes; hoy dos representantes de la juventud en el Directorio, ya en términos formales es un poder que no tienen todos los partidos.



Preparando una campaña electoral.

Como responsabilidad primera, como jóvenes, debemos establecer vínculos con organizaciones sociales juveniles no políticas. Debemos potenciar los liderazgos barriales con una lógica territorial, pensando de aquí en adelante en todo el desarrollo partidario de cara a próximas instancias electorales.




El primer paso para ello, es la heterogeneidad, llegando a un conjunto marcados por distintas facetas de la juventud uruguaya, que van desde las clases sociales, incluyendo temas como arte y  cultura, aportando entre todos por un fin común.

JUNTOS – TODOS.

El próximo 2 de setiembre de 2017, tercera elección de jóvenes, los mismos de entre los 14 y 29 años elegirán a padrón abierto a las respectivas autoridades a nivel nacional, departamental y a un directorio de jóvenes integrado por 15 representantes, del cual se obtendrá el futuro presidente de la Juventud del Partido Nacional.

Sector TODOS.
Liderado por el Senador Luis Lacalle Pou, será el primer momento de elección interna de este bloque partidario. La fracción herrerista del Partido Nacional, ya en las elecciones pasadas del año 2012 participo, utilizando el viejo esquema de alianzas, quien fuera derrotado por Alianza Nacional. De esa elección, fue designado Presidente, Gonzalo Baroni, perteneciente al sector de la juventud del Diputado Pablo Iturralde.

Sector JUNTOS.

Liderado por el Senador Jorge Larrañaga, este nuevo sector será primerizo también en las elecciones de jóvenes como nuevo movimiento juvenil. Dentro de Alianza Nacional tenemos también los sectores juveniles de la Senador Verónica Alonso y la Intendente del Departamento de Lavalleja, Adriana Peña.


 Las elecciones de jóvenes deben ser algo más que una medida de fuerza entre los sectores, también es el camino para empezar a mirar una nueva elección interna del partido, dando a entender a los jóvenes que pueden ser candidatos en un sistema político como el nuestro, en el cual los menos 

jóvenes son quienes tienen las riendas de nuestra política actual.
Poder nuclear varios grupos de diferentes identidades, siendo o no del Partido Nacional, ni tampoco implica algún sector desaparezca para que otro sea visible.

La convocatoria de participación deber ser a la juventud en general, a nivel país, generando más y mejor militancia, reviviendo el dinamismo perdido.

Las últimas dos elecciones marcaron el camino, en 2007 se obtuvieron 53.920 participantes, así mismo, en el año 2012 se obtuvieron 46.037 respectivamente, obteniendo un descenso de 7847 participantes.

La propuesta, idea e intención de estas elecciones, son generar una reformulación con respecto a la juventud, tomando las banderas de la revolución de por y para los jóvenes, dando lugar a la descentralización partidaria y no al cierre de la misma entre cuatro paredes. 

Teniendo en cuenta que hay que colaborar con los temas de juventud a nivel partido y en cada rincón de nuestro país.


Cerrando y sin ir más lejos, a entendimiento claro, ser dinámicos con las ideas, propuestas para los jóvenes a nivel país, adoptando los diferentes contextos y las diferentes necesidades.