.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 10 de enero de 2018

Buscan a los agresores del joven Santiago Muñoz.

Un joven de 18 años se encuentra hospitalizado con múltiples fracturas en el cráneo luego de haber sido golpeado por varias personas a la salida de un boliche en el balneario La Paloma. Su familia radicó la denuncia y busca testigos que puedan reconocer a los agresores para poder ubicarlos.

Según informó La Paloma Hoy, el incidente se produjo en la madrugada del sábado 6 de enero, cuando el joven, de nombre Santiago, concurrió con amigos al boliche La China de La Paloma. El joven recibió la golpiza cuando, según su madre, intentó interceder en una pelea que se originó fuera del establecimiento y que involucró a algunos de sus amigos.



Gimena Muñoz, madre del joven, explicó al medio de La Paloma que su hijo se mantiene hospitalizado con "fractura de cavidad orbitaria". La mujer indicó que la zona, que contiene los glóbulos oculares, está "muy comprometida" porque se fracturó en "múltiples partes" producto de los golpes. Santiago también presenta un corte sobre la ceja derecha y otro más profundo en la mejilla izquierda.

En diálogo con Montevideo Portal, la mujer dijo que su hijo se mantiene internado en la ciudad de Rocha a la espera de que un otorrino diagnostique la gravedad de las lesiones en el ojo, al tiempo que se decida si el corte en la cara amerita cirugía plástica.

Mientras, la familia está abocada a encontrar testigos del episodio para que puedan aportar datos sobre los agresores, que ya fueron denunciados ante la Policía. Luego de que la mujer difundiera el caso en Facebook, recibió llamadas de personas que "dijeron reconocer a los atacantes pero no saben cómo ubicarlos". Según Muñoz, el cambio de semana hace más difícil asegurar que los atacantes aún se encuentren en el balneario.

Algunos testigos indicaron que los agresores tenían botellas, elemento que podría explicar la profundidad del corte que recibió en la mejilla.

Muñoz indicó que no recibió ninguna comunicación por parte del boliche, aunque reconoció que el establecimiento no tendría responsabilidad en el hecho porque se produjo fuera del recinto. De todos modos, manifestó su sorpresa porque el local no volvió a abrir después de la pelea. "La hermana de Santiago trabaja en una barra del boliche y desde ese día no los han vuelto a llamar", sostuvo.

La madre del joven puso a disposición un teléfono celular para quienes tengan información que permita ubicar a los agresores: 098 325 786