.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 10 de enero de 2018

Pereyra :Hay que sacar el servicio de guardavidas de la órbita de las intendencias.

Este verano el servicio de guardavidas en Rocha se realiza de 10 a 18 o de 10.30 a 18.30, lo que hace que buena parte del horario en que se da el servicio coincida con las horas en las que no está recomendado ir a la playa por los efectos del sol. 


El intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, dijo a Montevideo Portal que el servicio de guardavidas es una tarea de seguridad en la franja costera, un área donde la Intendencia no tiene jurisdicción y señaló la necesidad de avanzar hacia un marco que defina las condiciones de la actividad en todo el país, dado que hoy cada Intendencia da un servicio distinto.





Para el intendente debe haber un abordaje único nacional del tema: “Si ves las características del servicio en Maldonado, Canelones, Rocha y Montevideo, son diferentes y tienen una misma función. Todos tratan de apuntar al sistema de Montevideo, que pasen a ser funcionarios públicos, y está bien que tengan esa demanda, pero para mí tiene que estar dentro de otro organismo que sea nacional, porque es un servicio que tiene como principal función la seguridad en las playas”.

“A lo largo del tiempo las intendencias han ido asumiendo, en departamentos turísticos es un servicio absolutamente esencial. En el caso de Rocha, a lo largo de los últimos años ha tenido mejoras año a año. Es un servicio que comenzó en 1984 con cuatro o cinco casetas y hoy tiene 56”, señaló Pereyra.

Consultado sobre las razones de ese horario, Pereyra dijo que se han buscado alternativas pero que hasta ahora no se ha encontrado una solución: “Hemos planteado hacer horarios cortados, pero se da en las estadísticas que la mayoría de los rescates son al mediodía, una hora donde no se está recomendado que las personas se bañen. Es una tendencia que se da hace años es al mediodía. Ese es uno de los problemas. Si cortamos el horario puede pasar que se sigan registrando esas cifras”.

Pereyra dijo que es imposible ampliar el horario por un tema de costo y detalló que la comuna destina cada año dos millones y medio de dólares a cubrir el servicio.

El Intendente destacó el hecho de que en una temporada donde hay un 15% más de turistas, con playas colmadas de gente, el servicio ha estado a prueba en su mayor exigencia y hasta ahora no ha habido situaciones que lamentar en el departamento.

Javier Calvelo / adhocFotos.